top of page

Organizaciones Flexibles, el futuro de Diseño y Transformación Organizacional

Pluma invitada: Andrea Rincón





Este artículo hace referencia a las estructuras organizacionales flexibles o adaptables. El propósito es ofrecer una nueva perspectiva sobre las redes de trabajo y organizaciones flexibles que emergen frente a mercados e industrias cambiantes, lo anterior toma principal importancia en los tiempos actuales, dado que la economía global se enfrenta a una transformación significativa de la forma de trabajar que permita asegurar la longevidad y trascendencia de cada compañía. El aspecto práctico e implementación no es foco del artículo dado que dicha puesta en marcha depende de las necesidades, fortalezas y áreas de oportunidad específicas a cada compañía.

Es importante comenzar con la definición de Organización Flexible, de acuerdo con el artículo de “The Adaptable Organization, Harnessing a networked enterprise of human resilience”: Una organización flexible implica un cambio fundamental en la filosofía operativa y de gestión de una empresa que permite que la organización global opere con un enfoque y prácticas modernas a gran escala que propicien la agilidad a través de redes de equipo empoderados. Dicha definición implica un cambio crítico de concepción de la organización, transformando el concepto de organigramas y “cajas” a equipos de trabajo multifuncionales en un mercado de constante cambio.

La organización del pasado

En décadas anteriores, los cambios en la economía, mercado, consumidor, industria y otros factores en general eran relativamente predecibles, por lo que las organizaciones jerárquicas y estables funcionaban y proveían orden y claridad para la toma de decisiones garantizando esquemas de trabajo y resultados eficientes.

Sin embargo, actualmente las empresas están viviendo una época de disrupción que conlleva cambios constantes a pasos agigantados lo cual implica que para poder satisfacer las necesidades del mercado variante y para poder mantener su estatus quo de relevancia, longevidad y trascendencia en la industria, es necesario reinventar o repensar la forma de trabajar y la forma de entregar servicios, transformando la forma de pensar, la cultura y la filosofía operativa de la compañía.

Las organizaciones que triunfan en una economía disruptiva, incierta y compleja se enfocan en innovación continua, a través de fomentar en sus equipos de trabajo un deseo de resiliencia, innovación, reinvención y adaptabilidad para poder satisfacer a sus clientes y consumidores, así como las necesidades cambiantes del mercado.

Una organización flexible se visualiza a sí misma como un ecosistema que aprende constantemente del pasado y se adapta al futuro para asegurar la sobrevivencia del sistema. Por lo anterior, la organización flexible se puede contemplar como un organismo vivo y dinámico basado en redes de trabajo; en la forma en la que los colaboradores se relacionan y se comportan, en pro de maximizar el potencial humano.

La Organización del Pasado versus La Organización del Futuro

De acuerdo al artículo de “The Adaptable Organization”, La diferencia entre las organizaciones estables “Organizaciones del Pasado” versus las Organizaciones Flexibles “Organizaciones del futuro” reside en su mayoría en el foco o importancia que se le da a los siguientes conceptos:


Organización Estable Organización Flexible

Foco en Rentabilidad Foco en Propósito

Foco Interno Foco en Ecosistema de Consumidor

Estructura jerárquica Red de Equipo Flexible

Interacciones Burocráticas en Silos Forma de trabajar ágil

Vista unilateral de talento Enfoque de talento individualizado

Resistencia al cambio Cambio y aprendizaje continuo


En la comparación entre dichas organizaciones podemos ver cómo el enfoque tradicional de la organización estable presenta ciertas limitantes en la forma de trabajar, principalmente asociadas a la eficiencia operativa y eficiencia de procesos, el trabajar en silos puede resultar en experiencias desagradables tanto para el consumidor como para el colaborador. Al encontrarnos en una economía y mercado de inmediatez, los procesos en silos o burocráticos, pueden resultar en retrasos en la entrega de servicios o productos, lo cual curiosamente tiene implicaciones negativas en la rentabilidad o posible participación en mercado el cual es foco principal de la organización estable tanto en sus objetivos como en su estrategia, misión y visión. Asimismo, trabajar en silos o tener vista unilateral de talento, tiene implicaciones en el concepto de propósito y resiliencia de los empleados, lo cual puede conllevar a falta de motivación o enfocarse exclusivamente en cumplir con las actividades asignadas, sin tomar en cuenta si se cumple o no con el propósito, misión y visión de la compañía desde un enfoque holístico.

Mientras que en las organizaciones flexibles podemos ver que el valor se genera a través del cumplimiento del propósito de la compañía, fomentar las relaciones de los equipos, redes de trabajo, enfoque en el talento y comunicación informal. De acuerdo con “The Adaptable Organization” dicho valor se puede visualizar a través de cinco niveles de adaptabilidad:

1. El ecosistema - Como opera el entorno

2. La Organización - Como se organiza el trabajo

3. El equipo - Como se entrega el trabajo

4. El líder - Como se supervisa y lidera el trabajo

5. El individuo - Como se ejecuta el trabajo

La composición de estos cinco niveles es mucho más que la suma de sus partes implica el valor agregado de cada nivel en sí mismo, así como el valor agregado a través de la interrelación entre cada uno y como lo anterior contribuye al cumplimiento de los objetivos, misión y visión de la compañía.

La Organización del Futuro

enfocándonos en los niveles anteriormente mencionados, elaboraremos a mayor detalle cada uno y revisaremos como la constante necesidad de cambio y adaptación los impacta.

De acuerdo con “The Adaptable Organization” En tiempos impredecibles, la supervivencia organizacional depende del entendimiento de ecosistemas externos en el cual el propósito y las metas se asocian al enfoque en el cliente.

Es decir, en el mundo actual, no es suficiente con evaluar si lo que se hace como empresa es suficiente o le agrega valor a los consumidores, es necesario compararse y evaluarse constantemente contra competidores y contra las necesidades de mercado así como las necesidades de los consumidores. Si estas han cambiado es inevitable cambiar junto a ellas, de esta manera se es capaz de predecir con mayor asertividad las necesidades del consumidor y obtener mayor participación en el mercado, simultáneamente cumpliendo con el propósito de la compañía.

Es importante mencionar que el hecho de compararse con los competidores no es sinónimo de copiar y pegar los procesos o enfoques de dicha empresa, es simplemente la directriz necesaria para evaluar los cambios y ajustes que se tienen que hacer en la compañía.

Un propósito compartido conecta el ecosistema, define el éxito a través de los ojos del consumidor, los accionistas y la sociedad, motivando a los colaboradores a ser exitosos.

Lo mismo aplica para el aspecto de la organización, en tiempos impredecibles, una organización estable simplemente no puede seguir y cumplir de manera efectiva con las demandas de su negocio.

En organizaciones flexibles el valor emerge en tener acceso a estructuras informales dentro de la organización, que permitan satisfacer de manera rápida y eficiente las necesidades de los consumidores de manera innovadora en escalas eficientes. Esto se resume en equipos multifuncionales y multidisciplinarios que permitan una visión de punta a punta del negocio.

A través de la combinación exacta de individuos dentro de los equipos de trabajo se logra una nueva forma de trabajo cohesiva, de alto desempeño, cuyo valor es mayor a la suma de sus partes, esto genera mayor valor y atractivo ya sea en productos o servicios para sus consumidores. Una colaboración genuina puede fomentar e impulsar productividad, inclusión, compromiso y agilidad en un individuo para acelerar la ejecución de la estrategia de negocio.

Un factor esencial para la adaptación a mercados y economías cambiantes es la adaptabilidad del líder, cuyo rol implica versatilidad, así como la capacidad de energizar, empoderar y conectar a sus colaboradores a través de los ecosistemas y equipos de trabajo en cualquier contexto.

En una organización flexible, los líderes existen en todos los niveles y son los principales responsables de fomentar un ambiente y ecosistema de trabajo de alto desempeño entre sus equipos.

En las organizaciones flexibles, la resiliencia y aceptación de retos del individuo se vuelve parte esencial del ADN de la organización, por lo que el enfoque de talento individual a su vez se vuelve parte crítica para fomentar dicha resiliencia. Si los individuos no pueden cambiar su foco y comportamiento, la organización batalla para convertirse en flexible y adaptable.

¿Cómo empezar a ser más adaptables?

Como se mencionó anteriormente el enfoque de este articulo no es la implementación dado que depende de las particularidades de cada empresa. Sin embargo, es importante tomar en consideración algunas afirmaciones:

Ser adaptable o flexible es posible para cualquier empresa sin importar su tamaño, diversificación de portafolio o presencia geográfica de la empresa.

Convertirse en adaptable o flexible es más seguro que algunas transformaciones por las cuales probablemente haya pasado la empresa.

Ser adaptable o flexible no se trata de compararse o replicar lo que hacen los demás, se trata de evaluar el exterior y ver cómo algunos elementos pueden mejorar la forma de trabajar dentro de la empresa.

Ser adaptable y flexible va más allá de la teoría, es un cambio en la forma de pensar, en la filosofía operativa de gestión y la cultura de una empresa.

Ser adaptable y flexible se trata de priorizar el trabajo en equipo antes del trabajo individual de la empresa, esto fomenta el foco de resiliencia y cumplimiento de la misión y visión de la empresa de manera holística.

Ser adaptable y flexible se trata de tener liderazgo en todos los niveles, áreas y ecosistemas de la organización, fomentando el trabajo hacia objetivos compartidos.

Ser adaptable y flexible se trata de crear en conjunto y agregar valor más allá de la suma de las partes.

Referencias:

The Adaptable Organization, Harnessing a networked enterprise of human resilience. Executive Summary Deloitte 2018

The Adaptable Organization, Harnessing a networked enterprise of human resilience. Deloitte 2018

Adapt, The Adaptable Organization POV. Deloitte 2018

37 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page